Suprimir's Blog


LA BIOÉTICA

Publicado en MARCO ÉTICO Y LEGAL DE LA PROFESIÓN DE ENFERMERÍA por suprimir en julio 13, 2009

La bioética es una disciplina de reciente aparición, en 1970 el Oncólogo Van Rensselaer Potter la mencionó por primera vez, sin embargo, su difusión ha sido muy rápida en todo el mundo.

Actualmente, es un tema de gran importancia en las organizaciones de Servicios de Salud gubernamentales y en las no gubernamentales, así como en el ámbito universitario. La reflexión ética en el campo de la atención de la salud tiene un largo recorrido evolutivo; se identifican cuatro etapas históricas significativas:

  • La ética médica hipocrática.
  • La ética médica de inspiración teológica.
  • La ética médica basada en la filosofía moderna.
  • La ética médica basada en los Derechos Humanos.

La bioética actual “es el estudio sistemático de la conducta humana en el campo de las ciencias de la vida y de la salud, analizando esta conducta a la luz de los valores y principios morales” (Enciclopedia de Bioética, 1978). Es un producto del proceso evolutivo del pensamiento filosófico humanista occidental. Integra en una sola cosmovisión los principios de beneficencia, autonomía y justicia.

La bioética se desarrolla en tres grandes campos:

  • La bioética general: Estudia los fundamentos éticos (valores y principios), así como sus fuentes documentales (legislación, derecho internacional, deontología) relacionados con la práctica profesional de los prestadores de servicios de salud. Pertenece a la ética normativa general.
  • La bioética especial: Analiza problemas sociales de tipo médico y biológico como la ingeniería genética, aborto, eutanasia y experimentación clínica, entre otros. Pertenece a la ética normativa especial.
  • La bioética clínica: Examina en sí, la práctica de los profesionales de la salud y en qué medida sus decisiones se ajustan a los valores y principios de la ética normativa.

Modelos Bioéticos para el Análisis y/o Resolución de Problemas

  • El modelo sociobiológico: Coincide con la teoría evolucionista de Darwin, la cual plantea
    que las sociedades evolucionan, y que dentro de ese crecimiento biológico y social, también los valores morales deben cambiar.
    Desde esta perspectiva, los valores no son eternos y la ética es la encargada de mantener el equilibrio para que el hombre encuentre nuevas fórmulas de adaptación a un sistema social en permanente cambio.
  • El modelo liberal radical: Asegura que la moral únicamente se debe fundamentar en la opción autónoma de cada persona, no en principios ni en valores trascendentales. Bajo esta óptica, el único principio central y relevante es el de autonomía, y la libertad es el valor supremo cuyo único límite es la libertad ajena (la de las demás personas).
  • El modelo pragmático-utilitarista: Analiza los problemas éticos con base en la relación costobeneficio, esto es, ponderando los riesgos y beneficios previsibles, como factores decisivos de la intervención terapéutica, en la asignación de recursos o toma de decisiones en el campo de la salud.
  • El modelo personalista: Considera que la persona humana es una unidad, un todo, el fin y el origen de la sociedad, que es el punto de
    referencia entre lo lícito y lo ilícito. En síntesis, este modelo resalta el valor de la persona sobre cualquier otro aspecto, desde el momento de la fecundación, hasta la muerte, independientemente de cualquier otra situación. El modelo personalista es el fundamento de los Derechos Humanos, es altamente reconocido y aceptado como marco ético normativo del comportamiento moral de los profesionales de la salud.

Valores éticos en la profesion de enfermería

Publicado en MARCO ÉTICO Y LEGAL DE LA PROFESIÓN DE ENFERMERÍA por suprimir en julio 12, 2009

Los valores son cualidades que le atribuimos a las cosas, a los hechos o a diferentes aspectos de la vida que los hacen ser importantes, valiosos, necesarios y permiten elevar el espíritu humano. Existen múltiples formas de enunciarlos, sin embargo el concepto es el mismo. Elio Sgreccia considera que este concepto es todo aquello que permite darle significado a la vida humana, lo que produce estima o admiración. Stephen Robins lo define como la convicción básica de que un modo específico de conducta es preferible dentro de otras posibles formas de comportamiento. Kast y Rosenzweig sintetizan al decir que son supuestos o estándares normativos que influyen en las preferencias y acciones de los seres humanos. Por otro lado la axiología es la disciplina que se encarga del estudio de los valores, y la manera de clasificarlos es parte de su contenido. Se trata de una ciencia nueva, que pertenece al campo de la filosofía y el núcleo de su reflexión se centra en la siguiente cuestión: ¿Tienen las cosas valor porque las deseamos, o las deseamos porque tienen valor?

Clasificación de los Valores

Al igual que sucede con su concepto, los valores no tienen una forma única de clasificación. Raúl Gutiérrez Sáenz los categoriza en: Intrahumanos o internos, en humanos o sociales, en morales o virtudes humanas y en religiosos o espirituales. Sgreccia los considera sólo de tres tipos: Valores tradicionales, valores emergentes (nuevos) y valores de transición (producto de cambios en la sociedad). Robins los clasifica en: Teóricos (enfocados al conocimiento científico), económicos, estéticos, sociales, políticos y religiosos. Marx Sheller, uno de los axiólogos más reconocidos, los clasifica de la siguiente manera:

Fuentes de Valores en Enfermería
Si bien algunos autores sostienen la predeterminación genética, de manera tradicional se ha aceptado que la fuente principal para adquirir valores (en general), es el medio ambiente en el que se desenvuelve la persona: La familia, amistades, escuela y cultura nacional, entre otros. Una parte muy significativa de los valores se establece durante los primeros años de vida, siendo los padres la influenci más determinante al respecto. Los valores profesionales de las enfermeras (os), por lo tanto, tienen el referente que aportan los antecedentes individuales o personales. El componente deontológico (o de valores gremiales) se crea mediante un proceso formativo que cuenta, por lo menos, con las siguientes influencias para su desarrollo:

• La escuela de enfermería.
• La institución donde se ejerce.
• El sistema de salud.
• Las asociaciones y órganos colegiados, nacionales e internacionales.
• La literatura de enfermería disponible (libros, revistas, etc.).

Los valores gremiales de enfermería (Deontología de enfermería) están formalizados en documentos (como códigos y declaraciones) emitidos por instancias nacionales e internacionales.

A continuación se relacionan algunos códigos de ética específicos de enfermería a manera de ejemplo:

• El Código de ética del Consejo Internacional de Enfermeras (CIE o ICN).
• El Código de ética del Colegio Nacional de Enfermeras (México).
• El Código de ética del Colegio Mexicano de Licenciados en Enfermería.
• El Código de ética de la Comisión Interinstitucional de Enfermería de la Subsecretaría de Innovación y Calidad de la Secretaría de Salud (México).

No importa tanto con cuál definición o clasificación nos identifiquemos, lo relevante es señalar que los valores morales son importantes y deben estar implícitos en la práctica profesional de las enfermeras (os). Por lo tanto, es necesario contar con información amplia sobre los que imperan en el gremio y que han sido establecidos mediante largos procesos de reflexión entre colegas. Así podrán estar presentes en forma deliberada en cada acto profesional.

ASPECTOS ÉTICOS DE LA PRÁCTICA

Publicado en MARCO ÉTICO Y LEGAL DE LA PROFESIÓN DE ENFERMERÍA por suprimir en julio 11, 2009

ASPECTOS ÉTICOS DE LA PRÁCTICA
DE ENFERMERÍA

Desde épocas remotas el comportamiento ético de los prestadores de servicios de salud ha representado un aspecto de interés para la población.
Particularmente en el caso de enfermería, por siglos la sociedad le exigió poco en el campo intelectual, pero mucho en el terreno de la ética.
Justo es reconocer que hubo una respuesta favorable al respecto. Un marcado énfasis en los aspectos humanísticos y éticos son una constante histórica, fácilmente identificable en la formación (escuela), en la literatura de enfermería y consecuentemente, la práctica profesional, la cual ha mostrado un alto grado de afinidad y compromiso con valores éticos, universalmente aceptados. Es por ello especialmente importante que el profesional de enfermería tenga claros los conceptos y principios éticos generales que rigen el comportamiento del hombre en la sociedad, ya que ello le permitirá fundamentar este aspecto tan importante en una profesión que es un servicio de humanos, para humanos. Elio Sgreccia clasifica la ética de la siguiente manera:

 


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.